Por Martín Sobrino Gómez

Introducción

Gracias al avance de la epigrafía es posible saber hoy en día que los gobernantes mayas del Clásico adquirían un nombre nuevo al momento de su ascensión al trono. De acuerdo con Nikolai Grube (2011: 72) es probable que el cambio de nombre fuera, durante el Clásico, efectivamente uno de los elementos de las ceremonias que formaban parte de la entronización. En el Posclásico, aunque eran estructuralmente diferentes, los nombres se siguieron cambiando; así se registra que entre los yucatecos se tenía un nombre de infancia el cual iba cambiando conforme su edad y otros factores involucrados (Barrera Vásquez 2009). Este escrito se centra en una expresión que se encuentra en el Tablero de El Palacio, en Palenque, Chiapas que se refiere a un tipo de cambio de nombre, expresión que, junto con otras relativas al cambio de nombre, pudo haber formado parte de un lenguaje especializado o estilo específico, en este caso el ceremonial.

 

El Tablero de El Palacio

De acuerdo con Schele y Mathews (1993: 125) la escena de el Tablero (ilustración 1) representa al rey K’an Hok’ Chitam en su entronización; sentado enfrente de su padre y de su madre, quienes sostienen el casco y el escudo de pedernal ceremoniales respectivamente. Sin embargo, el texto que se encuentra dentro la escena (no el texto principal) se refiere a un señor subordinado que gobernó en lugar de K’an Hok’ Chitam durante el tiempo de su captura en Toniná (Schele y Mathews 1993: 125). En ese texto se narra el nacimiento y cambio de nombre de este personaje que Schele y Mathews (1993: 127) llamaron Ox Yohun. Para nuestros fines, este nombre será útil al análisis.

            El glifo referente al nacimiento de Ox Yohun se ubica en D4 y la referencia sobre su entronización se encuentra en C4 y C5 donde leemos /K’AL-la-ja/ /K’ABA’/ y que transcribimos k’alaj k’aba’ ‘fue amarrado el nombre’ y, posteriormente en C6, el nombre Ox Yohun. En D1 y E1 encontramos /PAT-wa-ni/ /u-K’UH-K’aba’/, es decir, patwaan u k’uh(ul) k’aba’.

 

Figura 1. Tablero de El Palacio, Palenque, Chiapas. Dibujo de Robertson (1985)

 

La expresión patwaan k’aba’

La expresión representada en los bloques D1 y E1 puede traducirse literalmente como ‘está formado’ o ‘está hecho el nombre de…’. En este caso el verbo PAT, que comúnmente se encuentra como verbo transitivo, parece tener un sufijo de participio para verbos posicionales. Es muy interesante el glifo en F1 se refiere a un título: ‘El rey de los nueve (algo)’. Notamos que otra vez “cambió” el nombre, aunque lo que el soberano adquiere no parece ser un nombre propio sino, como ya mencionamos, un título. Es probable entonces que la expresión patwaan u k’uh k’aba’ se utilice específicamente para los nombres de títulos, y es posible que para cualquier otra designación que pueda entenderse como “sobrenombre”.

            En esta situación, el verbo pat junto con el sustantivo k’aba’ deben de estar componiendo una expresión idiomática, por lo que no conviene buscar una traducción literal sino una más libre pero que refleje adecuadamente su referente. La evidencia para sostener esta hipótesis se encuentra en el uso de esta misma expresión tanto en el maya yucateco colonial como en el moderno. Para el maya colonial y del siglo XIX encontramos en el Diccionario Cordemex:

 

PAT    1, 2, 4-8 11: motejar   1,2, 5,6, 8, 9, 11: apodar 1: u patahen ti’ pek’il, ti’ ko’il: apodóme de perro, motejóme de loco; pat k’aba’: poner por nombre a cualquier cosa; pate’ex u k’aba’: ponedle nombre; Juan in patki u k’aba’: Juan le puse por nombre. 2-6 u patahen ti’ pek’il: me apodó o motejó de perro (Barrera Vásquez 1980: 633).

 

Es notable que en el yucateco colonial esta expresión se encuentre siendo utilizada con nombres propios, aunque en el ejemplo presentado se trata de un nombre español. En el maya yucateco moderno se encuentra también la expresión pat k’aaba’ con los significados de ‘apodar, apodo, mote, sobrenombre’ (Martínez Huchim 2007: 212). De hecho la forma más común para expresar en yucateco que se tiene un apodo es pata’an in k’aaba’ ‘mi apodo es, me apodan’.

            Las expresiones que en este Tablero se refieren al cambio de nombres propios son k’alaj k’aba’ ‘fue amarrado el nombre’, en este mismo texto, y u k’alhu’n k’uh k’aba’ ‘el amarró su tocado real y el nombre divino’ (Grube 2001: 73) en el texto principal. Esta última expresión también la encontramos en otras inscripciones de Palenque (Schele y Mathews 1993).

 

Comentarios finales

Con lo anteriormente expuesto, podemos sugerir que en el discurso ceremonial del cholano Clásico se tenían al menos dos tipos de expresión relativas al cambio de nombre utilizadas en el contexto de la entronización de un gobernante: una que se utilizaba con los nombres propios y otra con los títulos. No obstante, hará falta indagar en más inscripciones Clásicas en las que se ubique la expresión pat k’aba’ para examinar los tipos de nombre o título que se encuentren formando la oración entera.

 

Bibliografía

 

Barrera Vásquez, Alfredo

2009 “Los mayas iban teniendo nombres diferentes según su edad, estado y oficio”. En Bojórquez, Carlos (Recop.) ¿Lo ignoraba usted? Biblioteca Básica de Yucatán, Gobierno del Estado de Yucatán.

 

Barrera Vásquez, Alfredo (Dir.)

1980 Diccionario Maya Cordemex, Presentación de Federico Rioseco, Mérida, Yucatán: Ediciones Cordemex.

 

Grube, Nikolai

2001 “Los nombres de los gobernantes mayas.” Arqueología mexicana. Vol. IX. Núm. 50. Editorial Raíces.

 

Martínez Huchim, A.

2007 Diccionario maya de bolsillo. Editorial Dante. Segunda edición.

 

Robertson, Merle Green

1985 The Sculpture of Palenque. 4 Vols. Nueva Jersey. Princeton University Press.

 

Schele, Linda y Peter Mathews

1993 The Proceedings of the Maya Hieroglyphic Workshop: Marzo 13-14. Transcrito y editado por Phil Wanyerka. The University of Texas at Austin. Austin, Texas.